Los Eclipses como Despertadores de Conciencia


Eclipses de Sol

El objetivo de este artículo es promover nuestra CONEXIÓN CON LAS LEYES de la NATURALEZA a través de su CONOCIMIENTO EXPERIENCIAL y relacionar los fenómenos celestes con las cosas que nos pasan a los seres humanos.

Experimentar con la Astrología Evolutiva nos lleva a acercar el Cielo a la Tierra y conocer los fenómenos celestes en forma SIMBÓLICA para comprender los que nos pasa como planeta y seres sintientes. Un abordaje por cierto complejo, profundo y decididamente en absoluto lineal. Necesitamos abrir nuestra mente a lo desconocido y tal vez NO CREER en nada sin EXPERIMENTARLO y COMPROBARLO con nuestras propias vidas.

Un Eclipse es una lunación más potente. Cuando la Luna se interpone entre la Tierra y el Sol se produce un Eclipse Solar, quedando el Sol momentáneamente oculto. Sobre la Tierra queda proyectada una Sombra Lunar y conforme al grado de sombra proyectada, podrá ser un eclipse total, parcial o anular. Esto es un fenómeno astronómico.

Un eclipse de Sol ocurre en Luna Nueva, cuando el Sol y la Luna están conjuntos en un mismo signo para arrancar un ciclo nuevo con mucha potencia. En tanto un Eclipse Lunar se da en Luna Llena, cuando el Sol está en un signo y la Luna justo enfrente, en el signo opuesto y complementario y la Tierra en medio de ambos. Para que se produzca un Eclipse debe haber una alineación con los ejes nodales de la Luna.

¿Ahora, cómo relacionamos un eclipse con los eventos que se producen en el planeta y dentro de cada uno de nosotros?

Estamos en tiempos de cambio y podríamos llegar a comprender los eclipses como DETONADORES de cambios evolutivos para la conciencia humana. Las crisis que desatan los eclipses son verdaderas oportunidades para CRECER y entender los ajustes necesarios que debemos hacer en forma individual y colectiva.

En la antigüedad los eclipses fueron temidos por la evidencia palpable de catástrofes naturales. Aún hoy podemos recordar el último eclipse total solar de agosto 2017 visible en USA y los cambios climáticos que sobrevinieron inmediatamente después. Pero hoy sabemos que tales detonadores nos están avisando de algo que tenemos que reconocer y transformar a nivel individual y como especie.

Ahora bien, vamos a asociar el fenómeno astronómico con el universo psicológico y espiritual:

La alineación Luna – Tierra – Sol - Ejes Nodales – en determinado lugar del zodíaco nos da las claves para la comprensión simbólica. Y acá es donde tenemos que conocer lo más posible nuestra Carta Natal y ubicar dónde se produce el Eclipse en nuestra Carta y cuáles son los puntos sensibles que se activan en nuestra vida con cada evento celeste. Cada detalle puede darte esa información que estás buscando hace años para trabajar en la crisis y evitar la despotenciación.

Partes Intervinientes en un Eclipse:

LOS NODOS de la LUNA

Los Nodos Lunares son como un Túnel del Tiempo, donde el pasado, el presente y el futuro de la existencia y Viaje del Alma tienen una posibilidad para CONVERGER, DIALOGAR, SINTETIZAR Y ENFOCAR en el diario devenir de la vida.

A través de los Nodos podemos entrar en nuestro pasado y en nuestro futuro como Portales Energéticos de nuestra conciencia. Son Puertas de Acceso.

Pero esta maravilla sólo es posible si aprendemos a vivir en el AQUÍ y AHORA, donde está toda la información del pasado y del futuro. Esta información se decodifica desde una conciencia evolucionada. Si la conciencia está apegada a formas viejas va a decodificar mal la información a la que tiene acceso. Esta tarea se nos hace difícil por nuestra estructura lineal de pensamiento pasado-presente-futuro, donde vivenciamos el tiempo en forma fragmentada. Lo llamativo es que ya sabemos todo y se lo preguntamos a otro.

Si tan solo pudiésemos sintonizar con esa fuerza viva de experiencia de vivencias pasadas ancestrales, codificada en la memoria de nuestras células -NODO SUR- y comprender que de esa experiencia –dura, dolorosa o no - podemos y debemos capitalizar el aprendizaje elaborado por nosotros y por nuestros ancestros y quedarnos con lo útil y bueno para enriquecer nuestro presente y activar el germen del tesoro que todos traemos dentro para conectar, cultivar y desplegar –NODO NORTE- en nuestro viaje hacia el futuro, estaríamos alineados con los Tiempos de los Eclipses.

LA LUNA

Simbólica y sintéticamente la Luna significa el Mundo Emocional del Ser Humano con su PASADO, sus apegos y trabajar con la Luna de tu Carta Natal puede ayudarte a comprender muchas cosas, entre ellas tus formas automatizadas de respuesta en la vida, que ya has naturalizado pero que no te permiten ir hacia la integración de la totalidad que sos.

EL SOL

Es el principio organizador de tu psiquis. Es tu fuente de luz y energía vital que dirige y direcciona tu vida, define tu propósito y gestiona la conexión entre todos los demás planetas de tu Carta Natal. El Sol es tu Propósito Vital y CEO de esta gran empresa que es tu VIDA.

Un eclipse de Sol simboliza la desaparición aparente y momentánea de nuestro potencial interior, de esta fuente de luz. Los antiguos entraban en pánico ante la desaparición del Sol en un Eclipse solar. Hoy ya sabemos que es algo momentáneo … y sin embargo entramos en pánico cuando en tiempos de eclipse sentimos que nuestras certezas, nuestros propósitos, la vida, tal cual la tenemos pensada y planeada, nos sorprende con sus cambios de rumbo, desmoronamientos, desilusiones y pérdidas. Cuando las crisis que gatillan estos fenómenos del Cielo no son interpretadas como posibilidades de reajuste y reordenamiento de nuestros valores y pautas de vida, solo preguntamos con absoluta ignorancia e ingenuidad ¿Cuánto dura el efecto del eclipse? O ¿Cuándo se me va Saturno de tal o cual lado? Siento que estas preguntas son el equivalente al pánico del hombre de la antigüedad.

Y también me imagino cómo el hombre del futuro va a recordar al hombre de este presente con el mismo desconcierto que sentimos nosotros hacia el pánico del hombre ancestral frente al terror del fin del mundo.

Es una llamada a la acción fuerte a la que todos estamos invitados a responder: y en los Eclipses Solares podemos ser cuestionados en nuestras certezas, sentir pánico por nuestro futuro, nuestra carrera, nuestros propósitos. Sólo nos queda revisarnos y rediseñarnos.

Eclipses durante el 2019

Este 2019 tendremos dos eclipses de Luna y tres eclipses de Sol.

  • El primero fue un Eclipse Parcial de Sol el 6 de enero 2019,

  • El segundo fue un Eclipse Total de Luna el pasado 21 de enero.

  • Próximamente tendremos un Eclipse Total de Sol el 2 de julio, a los 10º de Cáncer, que se verá en la mayor parte de América del Sur, incluyendo a todo el territorio argentino. La franja del 100% de ocultamiento va a recorrer una porción central del país, de oeste a este, centro de San Juan, sur de La Rioja, Norte de San Luis, centro de Córdoba, sur de Santa Fe y Norte de Buenos Aires, llegando al máximo en Buenos Aires a las 16.22 hora local.

  • El cuarto será el 16 de julio, a los 24º de Capricornio, un Eclipse Parcial Lunar.

  • Y el quinto y último de este año será un Eclipse Anular Solar el 26 de diciembre, a 3º de Capricornio.

  • El primer eclipse del 2020 será el día 10 de enero, que será Lunar Penumbral, a los 19º de Cáncer.

Poniendo la Mirada en el Eje Cáncer – Capricornio de nuestras existencias

Los Eclipses se hacen en los signos de CÁNCER y CAPRICORNIO y el Nodo Sur está a 8º de Capricornio y el Nodo Norte a 8º de Cáncer. El camino evolutivo nos invita a sensibilizar y humanizar los niveles fríos, impersonales, distantes de un nivel capricorniano ambicioso y orgulloso. A nivel global nos pide humanizar las instituciones, los sistemas de gobierno, los sistemas económicos y de poder y a nivel personal nos invita a evaluar y equilibrar nuestra vida pública, laboral o profesional con la vida íntima y familiar. En pocas palabras el Cielo nos pide conectar con la SENSIBILIDAD, LA VULNERABILIDAD, Y nuestra HUMANIDAD.

No podemos pasar por alto el Planeta Plutón a 22º de Capricornio y a Saturno a 20º de Capricornio, de cuya conjunción hablé en mi blog la semana pasada. Ambos operan para destruir las viejas y obsoletas formas capricornianas de estructuras patriarcales y autoritarias, desprovistas de sensibilidad y humanidad, y movidas por la ambición y el poder. Bien podríamos hacer un balance de esta conjunción de energías en nuestras propias vidas, cuyo Ciclo – Saturno Plutón- termina en enero 2020 después de 37 años de experiencia.

Propulsados por los eclipses en este eje, la humanidad experimenta las situaciones necesarias para darnos cuenta de nuestros puntos ciegos.

GBY – God Bless You!!

Gabriela Ciminieri ©®

Consultas Astrológicas

Carta Natal

Cursos – Formación – Enseñanza a Distancia

www.astrologia-viva.com


65 vistas

 CONTACTO

ASTROLOGIAVIVA  2020 - Gabriela Ciminieri

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now