esp_046448_1685_irb-nomap-browse.jpg
Escuela de Astrología Viva

FORMACIÓN COMO CONSULTOR ASTROLÓGICO
4 módulos anuales, consecutivos y con títulos intermedios

Es una formación para la transformación del ser y el encuentro con una vocación de servicio con habilitación profesional de CONSULTOR ASTROLÓGICO.

La astrología es un lenguaje simbólico a través del cual podemos llegar a conocer el universo que se manifiesta adentro nuestro. Somos vibración que toma forma y se exterioriza a través de nuestra conciencia y personalidad.

“Como es arriba es abajo,

Como es adentro es afuera.”

efectos-del-eclipse-lunar-del___eoO1l2erT_720x0__1.jpg

Estudiá en la Escuela de Astrología Viva 

Modalidad 100% Online

Comienza: Marzo 2022

Consultar Horarios

DURACIÓN. 35 clases de 2hs cada una/70 horas anuales.

Arancel mensual: $6.000.- para Argentina

MATRICULA: $6.000.- (para Argentina) incluye entrevista personal de iniciación e introducción a tu propia Carta Natal.                          

Consultá otros métodos de pago.​

esp_046448_1685_irb-nomap-browse.jpg

¿qué es la astrología psicológica y transpersonal?

La astrología es un saber ancestral, cuyo dominio nos permite conectar con la relación y sincronía que existe entre el Sistema Solar y la Tierra.
 

La vocación de la astrología psicológica es profundizar en la comprensión de la psique humana y en las herramientas sugeridas por la carta natal, a fin de alcanzar una mayor conciencia y equilibrio interior. La carta natal refleja “lo que somos potencialmente” y la astrología psicológica es un efectivo camino para ayudarnos a ser "lo que podemos llegar a ser...”.

Como lo expresa el astrólogo José Royo, (…) “la psicología moderna proporcionó una nueva visión de la psique individual, principalmente en base a los estudios del Sigmund Freud (1856-1939), creador del psicoanálisis. Pero fue el también psiquiatra Carl Gustav Jung (1875-1961) quien, tras un período como discípulo y colaborador de Freud, se distanció de las tesis freudianas que no contemplaban los factores espirituales que, para Jung, eran inherentes al ser humano. Jung se interesó por estudiar diversas vías de sabiduría como la alquimia, la mitología, la filosofía oriental, el I Ching y la astrología. Y con respecto a ésta última escribía en su obra El Secreto de la Flor de Oro: “(…) la astrología representa la suma de todas las nociones psicológicas de la antigüedad (…)”.

(…) “El avance en el ámbito de la psicología hizo que algunos astrólogos dieran tímidos pasos hacia una renovación de la astrología. Pero fue a mediados de los años 30 cuando el polifacético astrólogo Dane Rudhyar (1895-1985), influenciado por la psicología junguiana y la filosofía holística de Jan Smuts, asentó las bases de una innovadora astrología psicológica, en la que el simbolismo transformador de los planetas transaturninos adquiría una especial relevancia. Esta astrología renovada tuvo su auge en la década de los 60 y 70 del pasado siglo XX, y evolucionó inspirada por el movimiento humanista y transpersonal que tuvo una especial relevancia en el ámbito de la psicología moderna. Hoy día la mayoría de astrólogos de orientación psicológica están en sintonía con una astrología transpersonal, que contempla tanto los factores personales como los espirituales que subyacen en toda experiencia humana”.

(…) “Sin renunciar a la sabiduría tradicional, la astrología psicológica centra su atención en “comprender al individuo desde dentro” en lugar de apoyarse en las “descripciones desde fuera” que pueden verse en la mayoría de tratados clásicos. La difusión de una astrología centrada en el individuo, no ha impedido que algunos astrólogos conserven un enfoque tradicional predictivo-determinista, que se interesa más en los acontecimientos externos y no tanto en los procesos evolutivos personales. Pero es importante entender que los fundamentos en que se basa la astrología tradicional y la astrología psicológica son los mismos. Ambas corrientes comparten el mismo simbolismo y las mismas técnicas. La diferencia es sobre todo filosófica, y radica esencialmente en cómo se utiliza e interpreta el saber astrológico”. Nos interesamos más en el para qué de los hechos que nos acontecen que en predecir los hechos en sí mismos.