¡FELIZ AÑO NUEVO ASTROLÓGICO!

¡FELIZ CUMPLEAÑOS PLANETA TIERRA!

Como siempre les digo el año astrológico comienza cuando el Sol ingresa a los 0º de Aries o Punto Vernal, particularmente este año el 20 de marzo y no el 1 de enero, como indica el calendario gregoriano. Hasta el año 1582 el Año Nuevo era el 20 ó 21 de Marzo. Luego, el Papa Gregorio XIII cambió el calendario Juliano por el Gregoriano, que usamos actualmente. Pero en Inglaterra, país con gran tradición astrológica, mantuvieron el Calendario Juliano hasta el siglo XVIII.

De esta manera empezamos a distorsionar y perder la sintonía con la energía disponible. Esta es muchísimo más potente el 20/21 de marzo que el 1 de enero. Cambiar el calendario implica desperdiciar energía, usarla a destiempo.

De manera tal que, debido a una decisión de la Iglesia motivada tal vez por otros intereses, la humanidad toda celebra un inicio de vida en un momento del año astrológico de repliegue, relacionado con una TIERRA CAPRICORNIANA – estadio DIEZ evolutivo de los doce totales- de consolidación y concentración de energía, de esfuerzo, trabajo, madurez, sostén, muy lejana al estadio UNO ariano de FUEGO, de explosión, liberación, frescura, velocidad, deseo …. mmm empezamos al revés. Insisto, no aprovechamos la vitalidad del Cielo.

O sea, lo NATURAL, y no la convención, es ARIES. ARIES es fuego, es inicio, es atrevimiento, espontaneidad, deseo, valentía, impulso, vitalidad …. Son varias cosas que estamos haciendo mal acá abajo en la Tierra. ARIES marca el inicio de las estaciones, el Equinoccio, la primavera en el Hemisferio Norte y el otoño en el Hemisferio Sur.

Esta vuelta, el Año Nuevo Astrológico nos encuentra en CUARENTENA, en aislamiento obligatorio y en pánico, dolor, desesperación. Es la primera vez que la Tierra en su totalidad está contaminada con un Virus. Pero la PANDEMIA podría esconder un “tesoro”. Su etimología lo sugiere: PAN (pánico) temor que los antiguos pastores tenían a los truenos y tormentas y DEMIAN, quien te guía hacia el inconsciente a encontrarte con tus miedos.

Quiero contarles la ENERGÍA DISPONIBLE en el Cielo para comprender los ciclos vitales que rigurosamente vamos a tener que encarnar, más tarde o más temprano y cavilar cómo podemos rediseñar nuestra mente para sincronizar con la energía disponible.

“Hoy, si no somos solidarios, sucumbimos”

A nivel colectivo, como especie humana, tenemos que manifestar la energía del Sol en Aries del Equinoccio con mucha potencia, desde una IDEA FUERZA y reorientar y usar toda su vitalidad de manera más madura, más concentrada, direccionada, en sintonía con la energía capricorniana que nos viene acompañando hace tiempo y forma parte de este diseño planetario del momento. Es que en este tiempo de la humanidad, hay tantos pero tantos planetas en Capricornio (Marte, Saturno, Júpiter, Plutón y el Nodo Sur) que sería imposible no comprender que tenemos que ser más maduros, comprometidos, conectados con los hechos concretos que están pasando y dejar de lado el capricho, la vehemencia, el egoísmo, la insensatez y el atropello (Aries en su nivel más bajo). El hombre narcisista, aquel que no puede ver más allá de sus deseos y egoísmos, fue hiriendo la vida, la especie, la Tierra. Y las ironías del “destino” hacen que hoy si no somos SOLIDARIOS nos morimos todos, al menos espiritualmente.

Avanza la Era Acuariana. Se impone la solidaridad. Si no concentramos nuestra pasión por la vida con conciencia SOCIAL –Capricornio y sus cinco planetas allí- vamos a involucionar. Acuario es tan elocuente en estos tiempos donde estamos tan interconectados que el virus no dejó a nadie afuera.

El macro clima lo dan los planetas transpersonales Urano, Neptuno y Plutón que este año, como ya expliqué en otros artículos, culminan e inician largos ciclos evolutivos para nuestra especie. El 2020 es el año de la Gran Mutación de Acuario: entrando de lleno a la Era Acuariana de CAMBIO y RENOVACIÓN de maneras inimaginables. Esto lo venimos diciendo desde hace tiempo. Aunque nunca imaginamos que iba a ser así. Ese es Urano en su ingreso a Tauro: de repente TODO CAMBIÓ. Si hubiésemos podido predecirlo no hubiera sido Urano.

Por primera vez en la historia de la humanidad el mundo entero está metido en su “cueva” obligándose a buscarse en el “encierro” de sus casas. Personalmente creo que no puede haberse dado una oportunidad más magnífica para ir al encuentro de nuestras miserias, miedos, dolores y mayores tesoros. El mundo se detiene para poder VERSE en la soledad, en el encuentro con uno mismo, en la intimidad del hogar, con sus seres más queridos. El Nodo Norte en Cáncer nos tendió su mejor “trampa” para no faltar a la cita con el destino: sensibilizarnos, sabernos vulnerables, rendirnos ante la fuerza del cosmos para subsanar nuestra indiferencia hacia nuestra verdadera naturaleza.

El Nodo Norte está en Cáncer desde Noviembre del 2018, y desde entonces la humanidad vivió múltiples eclipses en el eje Cáncer-Capricornio. Los últimos y definitivos serán el 21 de junio 2020, a 0º de Cáncer y el 5 de julio 2020, a 13º de Cáncer. Es ahora o nunca: sensibilidad y compromiso emocional con uno mismo para tenerlo con la humanidad. ¿La meta? Ser HUMANOS SINTIENTES, HUMANOS SENSIBLES, conectados con el AMOR y CUIDADO hacia uno mismo, la familia, la nación y el Planeta Tierra. ¿la manera? Revisando las formas en que hemos construido nuestra civilización cementada en un Capricornio sólido que se tornó en rígido y obsoleto, constructor y sostén que se tornó en opresor. Un patriarcado que cobró hegemonía en forma injusta. Una historia construida sobre la más vil y desmedida AMBICIÓN. Un orgullo despreciable. Todas ellas cualidades en el más denso nivel vibratorio de Capricornio.

¿Sabían ustedes que los Nodos Lunares o Nodos del Karma precipitan eventos en la tierra? Especialmente durante los eclipses tienen más potencia que nunca y creo que esta vuelta, la feroz pandemia que azota al globo es una manifestación del Nodo Norte –en danza con los planetas- que nos mandó literalmente a casa, a encontrarnos con nuestros cónyuges, hijos, padres, a compartir la intimidad de nuestras vidas. Y vamos entendiendo que Capricornio, vía los gobiernos, es el que comanda esta Guerra, y hay que hacerle caso, caso contrario, marche preso! Como siempre les digo: para que haya un buen Cáncer tiene que haber un buen nivel de Capricornio. Para que haya un buen Acuario, tiene que haber un buen nivel de Leo. Así con todas las energías de zodíaco.

Hay días que me levanto pidiendo por favor que se termine y en otros momentos pido que se termine cuando hayamos comprendido el mensaje. ¡Por favor! ¡No desperdiciemos esta gran oportunidad! Creo que es más importante que entendamos el mensaje a que se acabe pronto todo esta locura.

Paulatinamente los planetas se irán desplazando en la bóveda celeste, y de Capricornio se irán a Acuario. Aún el titán Plutón dejará Capricornio, signo en el que está desde el 2008, para ingresar en Acuario en el 2023. Un titán más cercano, Saturno entrará en tres días, 23 de marzo en Acuario. Y hoy, en la reclusión de nuestro hogar, se nos pide quedarnos dentro por el otro, cumplir a raja tabla los protocolos por el otro. Cuidarnos en el más mínimo detalle por amor al prójimo. Nunca jamás de los jamases viví algo así. Tanto dolor y tanta belleza. Tanto amor y solidaridad en un marco terrorífico. Transformar el dolor en belleza. Este virus debería llamarse VIRUS SOLIDARIO.

Aprovechemos esta cuarentena para encontrarnos en el fondo de nuestra cueva con nuestros miedos y miserias. Reconocerlos, aceptarlos, abrazarlos y liberarlos. Tarea más plutoniana jamás vista. No pierdas tu tiempo. ¡Hagámosle este regalo a la Tierra y a la humanidad que la habita en este su cumpleaños!

FELIZ AÑO NUEVO A TODOS MIS HERMANOS!!!! Y si te gustó, por favor, COMPARTILO!!!

GBY

GABRIELA CIMINIERI


www.astrologia-viva-com




37 vistas

 CONTACTO

ASTROLOGIAVIVA  2020 - Gabriela Ciminieri

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now