Entender el Desafío que nos Toca Vivir a través de la Astrología

ASTROLOGÍA: UNA MANERA DE ENTENDER NUESTRA LOCURA


Cuando en el Cielo las energías pulsan de una determinada manera, acá en la Tierra pulsan en sincronía. Cuando torcemos el fluir natural de las energías, el sistema tiene siempre la manera de rectificar el curso. Si tenemos un Titán en el Cielo como Plutón -en el signo de Capricornio desde el 2008- y ahora haciendo su danza con Saturno (momento de máxima potencia en enero 2020), quien a su vez ingresó en el mismo signo en diciembre 2017, ya vamos comprendiendo que nuestra naturaleza SOCIAL y COMUNITARIA tiene que MADURAR y COMPROMETERSE. Esto es SATURNO señores. La JUSTA MEDIDA, lo que corresponde, la LEY NATURAL de cada cosa. Y nosotros ¿qué hacemos? Mayormente quebrantamos la ley natural, por egoísmo y ambición. CONSUMIMOS en EXCESO, viajamos depradando ciudades, usamos los recursos depradando nuestro planeta, nos miramos el ombligo, tratando de salvar nuestro propio pellejo. Nos estaríamos olvidando de dos "pequeños" detalles: Saturno es un planeta SOCIAL, o sea crecer en respeto y compromiso con nuestra comunidad y CAPRICORNIO es una energía de estructura y realidad, es la ley natural de la vida y el abrumador DESPILFARRO de las energías se lo cobra. Porque la energía es AUSTERA y analítica. Sabe las consecuencias del exceso y del abuso. ¿Y Plutón? Esto son palabras mayores. Es un planeta poderoso (el chiquitín), que basta recordar la crisis del 2008 para dimensionar su poder: destruye todo aquello que esté podrido, obsoleto e impidiendo la EVOLUCIÓN DE LA ESPECIE. Maneja los dominios de la transformación, muerte y renacimiento. Entonces, también es vivido por los seres humanos que no estamos en eje y sincronía con su maravilloso poder evolutivo, como miedo y control y los consecuentes JUEGOS DE PODER y CONTROL. Juegos de poder y control entre vos y tu pareja o juegos de poder y control entre naciones como China y Estados Unidos. En lo micro y lo macro, ambos juegos llevan a la destrucción. Estos Titanes, Saturno y Plutón no se andan uniendo muy seguido en el Cielo. Sólo cada 33 a 36 años. Pero cuando lo hacen, agarrate Catalina. ¡¡¡Y esto pasó!!! El pasado enero 2020. Y nosotros seguimos dormidos, consumiendo basura, anestesiados. Si tan sólo tuviésemos la viveza de mirar el pasado para no seguir repitiendo una y otra vez las mismas necesades. La última vez que Plutón y Saturno estuvieron juntos fue en el año 1982, tiempos en que, además de los múltiples acontecimientos bélicos en el planeta, vivimos el nacimiento del SIDA. El lado oscuro de Capricornio es la ambición desmedida, el orgullo y la rigidez. También el autoritarismo, la tiranía, el abuso de poder. Si nosotros, como simples ciudadanos, no vibramos alto las cualidades de Capricornio, siendo personas con sentido común y los pies en la tierra, comprometidas, responsables, cumpliendo la ley por el bien común, sabiendo elegir a nuestras autoridades con madurez, nuestros gobernantes vibrarán las peores cualidades capricornianas que les mencioné. Pero, como en el devenir de los Ciclos de la Vida, los planetas danzan todos juntos en el Cielo en una extraordinaria perfección, las energías conspiran para que nuestra ESPECIE EVOLUCIONE. Cualquier distorsión sostenida de la energía es redirigida y Plutón, Urano y Neptuno son el telón de fondo y comandan los grandes correctivos de las distorsiones que hacemos los humanos cuando desoímos la ley natural. Plutón con la muerte de lo corrompido, Urano con los cambios abruptos de lo corrompido y Neptuno con la disolución gradual de lo corrompido. Son planetas lentos y marcan ciclos evolutivos muy largos que, cuando culminan para volver a empezar, provocan enormes CRISIS, directamente proporcionales al nivel de necedad, ceguera y egoísmo de los seres humanos. Los años 1914, 1947 y 1982 fueron, por ejemplo, testigos de estas conjunciones de Saturno Plutón, como hoy todos lo somos en 2020. El resto de los planetas más rápidos, como Júpiter y Marte, son catalizadores que precipitan la energía de fondo. Hoy Júpiter en Capricornio nos pide reconocer que el expandirse ha de ser con criterio y respeto por el orden natural de la vida. Y Marte en Capricornio nos invita a ACTUAR con sentido común y para el bien de todos. Pero me han contado, porque ni pisé el supermercado, que arrasaron las góndolas para estoquearse, acumular y acumular. ¡Mirá si te falta! Lo que no nos damos cuenta es que yo puedo tener todo el alcohol en gel del mundo, pero que si le falta a mi hermano que está en la otra cuadra, va a ser lo mismo que si yo no tuviera nada. Siempre está bueno dejar un rollito de papel higiénico para el que viene detrás mío. Esto es lo maravilloso que tenemos que aprender. Lástima que sea así, tan a la fuerza, con tanto dolor. Todos los planetas nos están invitando a relacionarnos de otra forma con la Tierra como planeta y como elemento: tierra, recursos, bienes, producción, criterio de realidad, compromiso, ambiciones, autoridad, jefes de estado, gobiernos, economías, instituciones, tus huesos, tus rodillas.


En la danza URANO, que ingresó en TAURO -signo de tierra- en mayo 2018, también está torciendo el rumbo de las cosas que están muy fuera de lugar, pero a su estilo: precipitando lo INIMAGINABLE y de manera REPENTINA. Y creo que no hace ni falta que hablemos de él ... solo basta con observar los hechos tal como se vienen dando en las últimas semanas. ¿Te hubieras imaginado todo esto? Seguro que no. Bueno, asi es Urano, siempre incitándonos a desapegarnos de lo viejo. Y en el fondo todos sabemos que, lamentablemente, aprendemos con el dolor. Y estas cosas nos vienen a pasar para SOLTAR maneras que tenemos los humanos de vivir que son abusivas, irrespetuosas, egoístas, descuidadas y acaparadoras. Todo esto es para BIEN.


Como amante y estudiosa de la Astrología desde el año 2000

conozco el SIMBOLISMO planetario y zodiacal y está todo más que bien: nos pasa lo que nos pasa para seguir EVOLUCIONANDO y estos son tiempos para dar un SALTO CUÁNTICO en la evolución de nuestras conciencias, como humanos, como especie. El tema es saber hacia dónde estamos evolucionando. En los albores de una nueva era ACUARIANA, la SOLIDARIDAD es vital. Pensar en plural, en red, en la bendición de las diferencias. Afortunadamente el individualismo teñido de egoísmo ya no nos va a salvar. Sólo la fuerza del AMOR nos hará RENACER en estos tiempos.


GBY - Gabriela Ciminieri Astrología Viva "Enseñando y difundiendo Astrología para comprender los nuevos tiempos" www.astrologia-viva.com

183 vistas

 CONTACTO

ASTROLOGIAVIVA  2020 - Gabriela Ciminieri

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now