top of page

CONJUNCIÓN JÚPITER- URANO. 20 de ABRIL 2024 - ANIMARSE A SER EL CAMBIO QUE QUEREMOS VER EN EL MUNDO.

En Astrología una Conjunción es el inicio de un Ciclo lleno de significados e infinitas potencialidades. Ocurren permanentemente cuando los planetas se juntan para combinar sus cualidades y dar a luz nuevas semillas. Inician procesos que contienen las fases arquetípicas de todo desarrollo. Pero parece que la humanidad no atiende a los procesos y se deslumbra con los inicios, ya sea augurando una era dorada o catastrófica, olvidándose del camino natural de relación entre los planetas actuantes, simbolizado, entre otros aspectos, por las conjunciones, cuadraturas crecientes, oposiciones, cuadraturas menguantes de cada ciclo. Así, la humanidad pierde su guía interior y las fascinantes claves a lo largo del proceso de integración y evolución, que propone toda clase de aventuras y desafíos. ¿Acaso somos conscientes de cómo siguen evolucionando en nuestro interior aquellos ciclos que tanto nos movilizaron en el año 2020? Saturno Plutón, Júpiter Plutón, Marte Plutón. Nos deslumbramos y excitamos en los comienzos y nos perdemos en el camino.

Hoy 20 de abril 2024 se perfecciona una nueva conjunción Júpiter Urano, ya actuando desde julio del 2023 y operativa hasta finales de mayo. Pero esto no quiere decir que nos vayamos a olvidar de ella hasta dentro de 14 años, cuando se vuelva a formar. O al menos esa no sería la idea. Sino que sincronizamos estas energías en nuestros cuerpos y permanecemos atentos y concientes de su evolución en nuestras vidas. Sino sería al equivalente a ir acumulando ropa en nuestro vestidor sin usarla o libros en nuestra biblioteca, sin leerlos.

Dicho esto, me siento más animada para hablar de la unión de Júpiter Urano en el Cielo interior de cada uno.

Ambos remiten al futuro, Júpiter a un futuro previsible y Urano a un futuro imprevisible. De manera que podemos vislumbrar qué clase de movimiento provocan estos titanes en nuestra psique: son una explosión de visiones, expansión y creatividad. ¿Quién no quisiera aprovechar esta oportunidad de siembra? ¿Pero cómo hacerlo? Pues bien, empezando por conocer los arquetipos, por un lado, y las formas arquetipales que estos arquetipos toman en la sociedad en la que vivimos y en la mente de cada uno de nosotros. Que quede claro que son dos cosas distintas. El Arquetipo de Júpiter representa una función de guía, visión, expansión, aventura, inspiración, confianza, síntesis y legitimación. Júpiter en cada uno de nosotros nos pone a prueba la confianza y la capacidad de dar sentido trascendente a nuestra existencia. ¿Cómo no invocarlo? ¿Cómo no trabajar con él en una sesión terapéutica? ¿Cómo no seguirle el rastro desde que nacimos hasta ahora? ¿Cómo no profundizar en el Júpiter de nuestros vínculos más significativos, como padres hijos, parejas, etc... Quienes trabajamos en procesos con la Carta Natal sabemos que hay momentos potentes para estas cuestiones, como ahora,  con esta conjuncion. ¿Y qué acerca de Urano? El es el dios del cambio, trae el futuro, es innovador y a la vez disruptivo. Trae oportunidades a nuestras vidas para independizarnos de complejos de padre, de madre, de inferioridad, de culpa que ya venimos trabajando con consciencia desde hace mucho tiempo. Pero ¿qué pasa si nunca trabajé mis complejos? ¿Qué pasa si nunca sostuve procesos? Urano nos desbarata por el aire, como la Torre en el Tarot. Y nosotros nos quejamos del cruel "destino". La forma que toman estos Arquetipos dentro de nuestra psique son imágenes arquetipales, y es allí donde tenemos que poner nuestra atención para distinguir la propuesta del Cielo y la respuesta humana a esa invitación celestial. Porque tal vez expresamos la expansión en exageración y la confianza y la fe en dogmatismo, malogrado la cocción psíquica, distorsionando las esencias jupiterianas, en este caso. Porque tal vez expresamos Urano en conductas rebeldes, anti sociales y disruptivas. Tal vez Urano nos pega duro y nos convertimos en personas radicales, erráticas, rebeldes sin sentido, y estériles. Qué "triste", como dice mi nuera inglesa. Cuando sepamos metabolizar la esencia uraniana, sabremos ser libres y comprometidos a la vez, individuos y comunidad, tecnológicos y humanos. Y lo digo tanto a nivel personal como a nivel colectivo. De lo contrario los arquetipos se apoderan de nuestras mentes fragmentadas y producen lo que ya sabemos: extremismo, deshumanización, locura. Nos va a llevar tiempo a nivel colectivo, pero a nivel individual es otra historia. Quienes seguimos estos relojes astrológicos sabemos que esta Conjunción es una oportunidad extraordinaria para nuestra creatividad y fertilidad, para sembrar la semilla de un futuro pleno de significado. Toda conjunción es una revelación. Pero solo si somos concientes y comprometidos con el trabajo que supone conocernos y nutrirnos del Cosmos y a la vez, nutrir al Cosmos.

 

Te invito a conocernos en Astrología Viva, donde hacemos procesos profundos y esotéricos, donde nos iniciamos cada día en el Camino que conduce al Cielo, a través de sesiones individuales, grupales y hermosas clases.

 

Gabriela Ciminieri

@astrologia_viva

13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page